La marca Vox cuenta con una trayectoria de más de medio siglo. Estrechamente vinculada a la creación de diccionarios monolingües y bilingües, sus obras son punteras en el campo de la lexicografía y constituyen un apoyo indispensable para el aprendizaje y la enseñanza de idiomas. Detrás de cada diccionario Vox hay un sólido trabajo de investigación básica en lexicografía, respaldado por colaboraciones con diversas universidades y por el asesoramiento y la dirección de lexicógrafos de prestigio. Pioneras en la aplicación de los medios técnicos más avanzados, las obras Vox se nutren de bancos de datos informatizados que permiten actualizar periódicamente sus contenidos.

Entre las obras fruto de esta dilatada experiencia se cuentan hitos como el Diccionario General Ilustrado de la Lengua Española (1945), el mayor en número de definiciones hasta el momento, y el Diccionario de Sinónimos (1958), ambos de Samuel Gili Gaya, y, en época más reciente, el Diccionario Manual Ilustrado de la Lengua Española (1990), el Diccionario para la Enseñanza de la Lengua Española (1995), coeditado con la Universidad de Alcalá de Henares, el Diccionario de Primaria de la Lengua Española (1997, revisado y actualizado en 2011) o el Diccionario de uso del español de América y España (2002), el primero con vocación panhispánica.

El catálogo actual de Vox supera los cien títulos. Abarca tanto diccionarios generales, dirigidos a hablantes con una elevada competencia lingüística, como aquellos destinados a estudiantes, nativos o no, que están aprendiendo un idioma. Incluye, además, diccionarios en otras lenguas, entre ellas todas las cooficiales en España, diccionarios de especialidad, guías de viaje, atlas, libros temáticos e ilustrados y libros infantiles. El conocido eslogan «Necesitas un Vox» sintetiza nuestra aspiración de ofrecer una amplia gama de diccionarios adaptados a las variadas necesidades de los usuarios, para que cada uno de ellos, en una determinada etapa de la vida, pueda ver resuelta satisfactoriamente cualquier consulta.